Mi verano

Hola de nuevo, seguidores del que escribe, después de terminar 3 de los 4 exámenes de septiembre creo que es hora de que os hable de cómo han sido mis vacaciones.

Veraneo en Lo Pagán, lugar que cuando no es verano solamente verás gente mayor cuya mayor aspiración se trata de ir a la iglesia y de que sus hijos los llamen “un día de éstos”, pero que cuando el verano vuelve se llena de una de las especies más tontas e inútiles que la humanidad ha dado: los canis, conocidos aquí como “garrulos”. Canis de todas partes se reúnen en esta fecha para hacer lo único que saben hacer durante todo el tiempo: salir y emborracharse hasta entrar en el coma etílico.
En todo Lo Pagán, después del cierre de la conocida Curva como lugar de marcha para la gente joven y “normal”, sólo queda una discoteca abierta, la Budha (putos canis, no saben ni escribir Buda, anda que si llegan a ponerle Siddhartha Gautama, el nombre verdadero de Buda) que es una discoteca “light” que se llamaba Passport el año pasado donde va lo mejor de lo mejor. Un primo mío de 16 años me decía que siempre había broncas y peleas todos los días, y que el ambiente no era precisamente bueno. Por suerte, el conocer gente de San Pedro consiguió que fuera a otros sitios de mejor ambiente.
La tónica de este verano ha sido el estudiar para los exámenes a los que me he presentado. No me han salido mal, así que puedo decir que ha valido la pena estudiar. Sin duda el evento más importante ha sido una fiesta de disfraces que ocurrió en Campoamor de la cual voy a hablar ahora mismo.
Mi padre me llevó a un lugar donde podrian verme la gente con la que había quedado. Quedamos a las 21:30. Hora y media después y después de mucho señalar el lugar donde estaba me encuentran y me recogen para aparcar. Después de subir una cuesta bastante prominente y de ver todos los sitios para tomar algo, nos quedamos en un kebap (que raro) Un amigo compró una botella de vodka azul de sólo 4% de alcohol, el cual sabía a Burn Day, junto a una litrona para más tarde. Después de quedar con otro amigo que nos traías los vasos y los hielos (teníamos ron y cola) empezamos a beber con los vasos bastante cargados de ron.
Los disfraces eran muy variopintos, desde muy típicos hasta excéntricos. Mis amigos iban de “granjeros buscan esposas” (no la encontraron LOL) y yo de obrero para poder decir todas las guarradas que pudiese (no dije ninguna) La noche fue un poco extraña, llegó un momento que no sabía qué estaba haciendo. Cuando terminó todo sobre las 6 o por ahí, nos fuimos a Torrelamata a tomarnos un baño y a dejar a un amigo. Sobre las 10 llegué a mi casa y me acosté para levantarme a las 17. No me acuerdo de muchos detalles (iba un poco tocado) pero si me acuerdo de que me lo pasé bastante bien y que pude salir de la rutina de estudiar para divertirme.
También durante el verano probé el mejor calimotxo que he bebido en mi vida, lo hacen en un bar rockero (si es que somos buenos hasta para eso) llamado “Válgame”, cuyo ambiente contrastaba con los niñatos que había fuera.
Después de levantarme 3 días seguidos por debajo de las 8 (incluido un sábado) para hacer exámenes, pude relajarme un poco y dormir hasta las tantas. Con esto termino la entrada, pero haré hoy también una nueva sección que se me ocurrió mientras soñaba. Sí, muy tópico, pero es verdad.
Anuncios

Acerca de truenoacero

Nada que resaltar, mucho de lo que se puede hablar Ver todas las entradas de truenoacero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: